Agricultura Regenerativa

El suelo es la base de toda la cadena alimentaria y la principal preocupación de nuestra agricultura regenerativa, cualquier práctica de trabajo en el suelo debe buscar la conservación de la fertilidad del mismo e, inclusive, mejorar su condición, esto se logra adicionando fertilizantes naturales aportados por las distintas especies de animales presentes en el campo.

La disminución de la diversidad biológica es uno de los principales problemas ambientales de la actualidad. La Agricultura Regenerativa preserva las semillas para el futuro, impidiendo, de este modo, la desaparición de algunas variedades de gran valor nutritivo y cultural.

La Agricultura Regenerativa respeta el equilibrio de la naturaleza contribuyendo a la preservación del ecosistema. El equilibrio entre la agricultura, la forestación y la rotación utilizando diferentes especies, permite la preservación de un espacio rural capaz de satisfacer a las futuras generaciones.

Los Productos Naturales basados en un sistema Holístico de producción, son grandes innovadores que consiguen la combinación de prácticas tradicionales con las prácticas más modernas, desarrollando así técnicas que permiten evitar el empleo de agentes contaminantes del ecosistema agrícola.

El sistema de producción Natural Holístico nos permite que los animales crezcan tranquilos sin estrés, se desarrollen de mejor forma, y así obtener un alimento con su auténtico olor, color y sabor, lo cual permite redescubrir el verdadero gusto de los alimentos originariamente no procesados.

Nos preocupamos que nuestros animales sean tratados con respeto, dignidad y conciencia, el Sistema Holístico permite que los animales se expresen y desarrollen basados en los ritmos naturales de cada especie.

Su alimentación es en base a pastos naturales, leche de su propia madre, y forrajes producidos en nuestros campos, exentos de pesticidas, fertilizantes y/o derivados.