Nuestra Historia

Tinajacura se ubica en el Fundo Las Palmas de San Esteban, en Litueche, un campo de tres mil hectáreas que se encuentra en el secano costero de la sexta región. Allí, hace más de 75 años que la familia Prat Walker cría ovinos y vacunos. Cuatro generaciones después, los nuevos aires han convertido este campo en un lugar donde además se preserva la flora y la fauna, gracias a un sistema sustentable y económicamente productivo. 

Su nombre, creado por su dueña Sra Elena Walker, viene de la unión de dos palabras, TINAJA, sector del campo que lleva ese nombre y que en ese potrero se encuentra una enorme piedra y CURA que es piedra en mapudungun. Un sector que la señora Elena usaba para contemplar y relajarse.

 

Nicolás Party Prat, nieto de la señora Elena, un joven chileno que vivió gran parte de su vida en Ohio, Estados Unidos, volvió a hacerse cargo del campo, debido a la avanzada edad de su abuela, quiso aportar nuevas ideas y conocimientos. Hasta ese momento el trabajo consistía en criar ganado para luego venderlo a empresas que en su mayoría lo exportaban, sin embargo Nicolás vio un mayor potencial e investigó acerca de sistemas productivos que incluyeran animales, y permitieran tener una producción sustentable.

El resultado fue la combinación de dos sistemas productivos. Uno corresponde al modelo desarrollado por un biologo de Zimbawe, Allan Savory, este se basa en el impacto que tienen las praderas con un pastoreo planificado de animales, buscando mejorar la biodiversidad del suelo y evitar su erosión. Tomando en cuenta que el campo esta en el secano costero, por lo tanto no tiene riego, sólo se nutre de las aguas lluvia. El segundo trabaja con el concepto de agricultura regenerativa, Joel Salatin, y tiene que ver con la interrelación de distintas especies. Esta acción permite incrementar la materia orgánica del suelo año a año además de una vida más libre para los mismos. Hace 75 años que se trabajaba de forma tradicional este campo, pero hace poco que incorporamos las aves. Ellas son fundamentales porque nuestra estrategia es abonar los campos en forma natural. Esto funciona así: los animales mayores (Bovinos y ovinos) pastorean y dejan su estiercol y luego las aves hacen el trabajo de rastrillo, esparcen e incorporan el material y se comen los posibles parásitos encontrados en las fecas, así obtienes unas praderas sanas, limpias y sin fertilizantes químicos.

El sistema, eficiente y productivo, no sólo ha dado resultados en el mantenimiento sustentable del campo, también entrega un producto con excelente calidad nutricional sin aditivos ni preservantes y en el caso de los pollos sin marinado.

EL NUEVO NEGOCIO

Con el mejoramiento de los suelos y una crianza más sana y limpia de los animales, la producción dio pie a una nueva forma de distribución. La idea fue disminuir la venta de ganado para exportación, y aumentar la entrega del producto al consumidor final, nuestro concepto de comercialización se basa en potenciar las cadenas cortas, desde la producción hasta la venta, y disminuir en lo posible los intermediarios. Todo lo que producimos en el campo queremos que llegue lo más directo posible al consumidor, que no se pierda la trazabilidad que es muy importante. La intención es que nuestros clientes sepan en detalle de dónde viene el producto, cómo fue alimentado, criado y elaborado, por eso hoy apuntamos a restaurantes, hoteles, tiendas especializadas y por supuesto las familias y personas que cocinan directamente en sus casas gracias a la reciente apertura de nuestra tienda.

Así, luego de años de trabajo se inauguró la tienda Tinajacura en La Reina, un lugar donde se exponen todos los productos que salen directo del fundo en la sexta región, y otros adicionales incorporados por proveedores que elaboran con los mismos principios sustentables de la empresa. Ahí, el cliente final puede comprar directamente sin intermediarios, y llevar hasta su mesa el más puro sabor natural. Queremos que la gente aprenda la diferencia de los productos elaborados de forma sustentable, y para eso hemos desarrollado recetas gracias al apoyo del reconocidos chefs.

Hoy destacados restaurantes optan por productos de Tinajacura como: Happening, Ambrosía, La Brasserie, Silabario, Caperucita y el lobo, hoteles como Explora, Majadas de Pirque, y tiendas orgánicas especializadas. Además fuimos los proveedores de cordero, pollo y huevos del Cirque du Soleil en su paso por nuestro país, ya que requerían de una dieta estricta y saludable.

DEL CAMPO A LA MESA

Actualmente nuestra oferta es precisa y de la mejor calidad. El cordero es uno de ellos, de raza merino australiano, faenado y porcionado para distribuirlo listo para el consumo. De esa forma las personas tienen distintas opciones de prepararlo, pensando en la gente que quiere comer cordero en su hogar (casa o departamento) sin necesidad de hacer un gran asado, sino incorporarlo a la dieta de toda la familia. Son alrededor de 10 cortes, en distintos tamaños y porciones que facilitan la compra y motivan sin duda el consumo. El cordero es faenado a la edad ideal, a los tres meses y medio, con la cobertura de grasa necesaria y el sabor que los caracteriza. Esto es producto de que en el campo tenemos praderas naturales compuestas de diversos pastos que nutren muy bien al animal, por tanto en poco tiempo están listos para comercializarlos, obtenemos una carne muy tierna y suave. El color llama mucho la atención y el sabor es único.

Con las aves la demanda es aún mayor, el pollo es lo más consumido en las casas chilenas y la gente sabe bien cómo prepararlo. Sin embargo el de Tinajacura es especial, su forma de alimentación y producción dan como resultado un producto con un sabor muy distinto, su carne es más firme, el color es más intenso. Con el pollo hemos tenido muy buenos resultados, a la gente le encanta porque es muy notoria la diferencia en olor, color y sabor, no se reduce al momento de cocinarlo, la piel queda más crujiente y obviamente es mucho más sano.

Las aves se mueven por el campo por medio de un sistema de gallineros móviles que permiten una correcta y progresiva fertilizacion de la tierra. Así se cumple una de las teorías del sistema de agricultura regenerativa, que establece la rotación de los animales para recuperar los suelos.

Tinajacura sumó la oferta de huevos en la carta. Por supuesto se trata de un producto de campo, de muy buen tamaño, de intenso color y sabor, notoriamente más definido que otros productos, el color de la yema va cambiando, según la estación del año y el estado de madurez del pasto que comen las gallinas, en sabor y olor hay una gran diferencia con otros huevos. Es un producto que las personas valoran mucho, ya que es obtenido de gallinas en libre pastoreo.

La miel de abeja producida y cosechada en el mismo campo, obtenida principalmente de la floración del Quillay, árbol nativo de nuestro campo. Así podemos tener una miel monofloral premium con un 91% de Quillay y un 9% de flora nativa, lo que la hace un miel muy particular, pocas veces vista la alta pureza. Certificada por la Universidad Católica de Chile y por supuesto todo producido de manera amigable con el medio ambiente, sin químicos, aditivos ni endulzantes.

Sin duda Tinajacura ofrece un atractivo mix de productos, no sólo para quienes desean alimentarse de forma sana, también para los paladares exigentes y amantes de la buena mesa que disfrutan sabores intensos y experiencias gastronómicas importantes. Pero eso no es todo, nuestra empresa continúa trabajando para ofrecer más variedad a los clientes, como la incorporación de vacuno en la oferta de carnes, cortes de Angus negro y rojo, además de cerdo alimentado en praderas, novedades que pronto estarán de forma continua en la tienda.

Tinajacura

Fundo Las Palmas de San Esteban

Los Quillayes, Litueche, VI Región

Tienda

Patio La Reina, local 28

Av. Alcalde Fernando Castillo Velasco 8751

La Reina

www.tinajacura.com