Vacunos

de raza Angus, rojo y negro, se crían sobre pradera natural junto a sus madres.

Su alimentación es sólo en base a pastos naturales. El vacuno es un gran herramienta regenerativa debido a su peso y al gran volumen de materia orgánica que aporta al suelo.

La carne Angus tiene una proporción justa de grasa infiltrada que le da una textura muy fina, una terneza única y un sabor delicioso.